INICIO NOTICIAS
Hallados en la calle los datos de 173 trasplantados en un hospital catalán
ORIOL GÜELL - Barcelona - 03/11/2009, enviado el 12/11/2009

El reputado sistema de trasplantes de órganos de la sanidad pública española -cuyos pilares son la igualdad, la gratuidad y la confidencialidad garantizada a donante y receptor- ha sufrido la mayor fuga de información en sus más de 20 años de historia. Un listado con datos personales de todos los enfermos que recibieron un corazón en el hospital Clínic de Barcelona entre 1998 (cuando comenzó a realizar estas operaciones) hasta marzo de 2007 fueron encontrados en la madrugada de ayer tirados en la acera de una calle, a unos 300 metros del hospital, según comprobó EL PAÍS.

La documentación estaba junto a otros papeles médicos menos relevantes y distribuida entre cajas y bolsas de papel depositadas junto a un contenedor de papel cuya abertura se encontraba bloqueada por cartones. Algo o alguien tumbó las bolsas y el viento expandió los papeles por la acera.

El listado incluye, entre otros datos, el nombre del paciente, sus apellidos, sexo, edad, fecha del trasplante y, en aquellos casos en los que se haya producido, la de la muerte del paciente. En total, son 173 los enfermos incluidos en la lista, un sencillo documento de tres folios impresos por ambas caras en el que ni siquiera figura el logotipo del hospital Clínic. La marca del centro sí figura en decenas de papeles encontrados junto al listado. Estos papeles son informes de alta hospitalaria en los que, además del nombre, apellido y edad, pueden leerse otros datos confidenciales: teléfonos, dirección, enfermedades...

El hallazgo viola derechos sobre la confidencialidad del paciente recogidos en la Ley General de Sanidad y en el real decreto 2070/1999, que regula la obtención y utilización clínica de órganos. También la Ley de Protección de Datos. Es un nuevo hecho desgraciado, que vulnera las reglas básicas de protección de datos, afirmó Artemi Rallo, director de la Agencia Española de Protección de Datos, informa Cristina Castro. Es infracción muy grave de la legislación por dos motivos básicos: uno, la falta de medidas de seguridad, y otro, la vulneración del deber de confidencialidad. Es un hecho agravado por ser información especialmente protegida, por ser relativa a la salud.



Ver noticia completa
 
Leido: 1723
Versión Descargable No Disponible
Enviar a un Amigo
Imprimir Noticia
Leer Noticia